Primeros desfiles procesionales de la Semana Santa Pilareña 2019

 

 Desde el martes 9 de abril, la Semana Santa Pilareña comenzó con el tradicional Vía Crucis Infantil, con los niños de catequesis de Primera Comunión, donde a lo largo del recorrido ellos mismos fueron los encargados de dar lectura a las catorce estaciones y de llevar a hombros a Cristo Crucificado en en trono adecuado para niños.

El viernes de Dolores 12 de abril se celebró el Vía Crucis con la imagen de Cristo Crucificado, portada por miembros de su Cofradía sin el trono, además de dar lectura a las catorce estaciones del Vía Crucis.

El domingo de Ramos, 14 de abril, por la mañana las palmas inundaron las calles de Pilar de la Horadada, con la tradicional bendición de las palmas y ramos de olivo en la plaza San Francisco, donde también el Cura Párroco bendijo el nuevo estandarte de la Cofradía de Jesús Triunfante, que preside Enrique Rosique.

Antes de dar el toque de salida a cargo del capataz, Salvador Lucas Martínez, el cura párroco bendijo las dos nuevas imágenes que se han incorporado este año al trono de Jesus Triunfante (Jesus montado a lomos de un borriquilla), dos tallas en miniatura que representan a un niño y a una niña, ya que en ésta procesión son los niños los auténticos protagonistas ataviados con el traje de hebreos.

Durante el recorrido, frente al domicilio, de la madre y hermana, del joven pilareño, José María Samper Díaz, que nos dejó recientemente, los costaleros hicieron una “levantá” al cielo en memoria de éste joven, que hasta el pasado año había sido el portaestandarte, de la Cofradía de Jesús Triunfante, y el presidente hizo entrega a la madre de la corbata que su hijo había llevado durante todos los años anteriores.

La procesión discurrió por distintas calles del pueblo hasta llegar a la puerta del Ayuntamiento donde se ofició la Misa del Domingo Ramos.

En la jornada de tarde, se celebró la procesión denominada “de las mantillas”, donde participa la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza y de Nuestro Padre Jesús Cautivo del Amor, sin olvidar el trono de la Convocatoria que es llevado a hombros por personas de diferentes nacionalidades.

Antes del inicio de la carrera oficial de la procesión, el cura párroco y consiliario de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de la Semana Santa Pilareña, se encargó junto a la presidenta de la JMC, Mari Carmen Villaescusa, dedicaron unas oraciones a las imágenes titulares de la Hermandad de la Esperanza Pilareña y Nuestro Padre Jesús Cautivo del Amor.

A continuación, como todos los años la familia Albaladejo-Sanchéz ofreció un bonito ramo de rosas como muestra de agradecimiento de todos los bienes recibidos a lo largo del año.

La poeta pilareña, Esperanza Carrasco recitó una bonita poesía dedicada a la Esperanza, al Cautivo y a cada una de los costaleros y costaleras, y nazarenos de ésta Hermandad.

Para iniciar la carrera oficial de ésta procesión los nazarenos del año de la Hermandad de la Esperanza, José Nova Rubio y Rocio del Pilar Hernández Cutillas, fueron los encargados de dar el toque de martillo en el trono de Jesus Cautivo del Amor que fue llevado a costales por hombres y mujeres.


Conforme avanzó la procesión se llegó a la sede de la Cofradía de Cristo Crucificado, con la cual está hermanada la Esperanza, y en este lugar Maruja López ofreció otro ramo de flores a la Virgen y un viva a todos los costaleros.

 

Área

Áreas Relacionadas

Publicado en

15/04/2019